Ubicación: Comunidades Indígenas de Chiapas
Receptores de la ayuda: NGO Impacto/Mujeres indígenas Chiapas
Ayuda: Odontología / Informática / Charlas sociales

Cuando llegamos a Chiapas lo primero que hicimos fue pasar unos días en la costa. Después de más de una semana en la sierra, sintiendo el frío y lluvia típicos de esas latitudes, estábamos deseando un poco de clima cálido y sobretodo volver a encontrarnos con el mar. Nuestra intención era llegar a San Cristóbal de las Casas y ahí acabar nuestro periplo mexicano de seis largos, intensos y maravillosos meses. Íbamos a extrañar México, lo teníamos claro. Así, después de unos días organizándonos en la costa chiapaneca, que por cierto no sería la más linda del país, arrancamos hacia la sierra camino de "Sancris". Los tres teníamos una bonita sensación sobre esa pintoresca población rodeada de comunidades indígenas. También estábamos ilusionados con el hecho de poder entrar en contacto con las zonas zapatistas. Toda la historia de lucha y empoderamiento indígena que, desde hacía años, habíamos leído sobre el movimiento de pronto se iba a transformar en una realidad palpable si teníamos la suerte de poder conseguir algún proyecto relacionado con ellos.

Dejamos la costa atrás. Como el trayecto en la "Califata" hasta San Cristóbal era largo, decidimos buscar un punto donde hacer noche y poder seguir, ya descansados, nuestra ruta al día siguiente. En esos momento no éramos conscientes de que la suerte, otra vez, había tenido en consideración volver a fijarse en nosotros. El lugar elegido para pasar noche fue la Cascada del Aguacero, una increíblemente bonita cascada que se encontraba justo a medio camino en la ruta hacía nuestro destino.

Llegamos poco antes de que comenzara a anochecer, llovía y hacía mucho calor, una combinación climática que siempre resulta agotadora. Nada más estacionar la Van en la entrada conocimos a un grupo de unos diez jóvenes mexicanos, todos ellos afincados en San Cristóbal. Habían bajado a pasar el fin de semana a ese precioso lugar para disfrutar del entorno natural y descansar de sus ocupaciones laborales. Nos presentamos y rápido surgió una muy linda conexión entre nosotros. Les explicamos los motivos de nuestro proyecto de viaje solidario y ellos, por su parte, nos contaron a qué se dedicaban en San Cristóbal de las Casas. Una parte de los integrantes del grupo eran restauradores de arte, después de los sismos que había sufrido la zona hacía un par de años, muchas de las estructuras históricas de la ciudad y también de algunos pueblos cercanos habían quedado seriamente dañadas. El gobierno Mexicano y algunas iniciativas privadas estaban invirtiendo económicamente para su restauración y concretamente a esa bonita labor se dedicaban. También conocimos a Andrea, ella trabajaba en NGO Impacto, una asociación civil dedicada a reducir la pobreza y la desigualdad en las comunidades indígenas en Chiapas. La asociación trabajaba para mejorar integralmente la vida de esas personas y en especial, fortalecer las capacidades de organización, producción y auto-gestión de las mujeres de dichas comunidades a través de su trabajo artesanal. Todo empezaba a cuadrar de manera mágica y rápido nos ofrecimos para ayudar o colaborar con NGO Impacto en cualquier cosa que pudiésemos ser útiles.

Al día siguiente, mientras estábamos con ellos disfrutando de ese regalo de la naturaleza en forma de cascada, Armando, uno de los restauradores de nuestro recién estrenado grupo de amigos locales, nos ofreció su casa para alojarnos el tiempo que permaneciésemos en Sancris. Él se estaba mudando a otro domicilio con dos de los chicos con los que compartía profesión y amistad. Cómo ya tenía el mes de alquiler pagado y no iba a usar su casa, en un alarde de generosidad hacia unos desconocidos, decidió hacernos ese regalo en forma de una preciosa cabaña de madera ubicada cerca del centro de la ciudad. No dejamos de pensar y agradecer por la gente linda y de buen corazón que tenemos la fortuna de cruzarnos continuamente en nuestra aventura.

Acción

Una vez instalados en nuestro nuevo hogar acudimos a una reunión con la dirección de NGO Impacto con el fin de organizar nuestra colaboración con ellos. De la reunión surgieron dos proyectos: Por un lado acudir a las comunidades para ofrecer charlas de higiene y prevención buco-dental a las mujeres, también tuvimos la suerte de colaborar en unas charlas de empoderamiento hacía ellas aprovechando nuestra primera visita. Por otro lado, la dirección había decidido hacía algún tiempo, habilitar en su página web un e-commerce o tienda virtual con el fin de poder vender las vestimentas artesanales que las mujeres de las comunidades de la zona realizaban. El objetivo era abrir esos productos al mercado norte-americano para así poder venderlos a precios justos y repercutir positivamente en las economías familiares de las artesanas.

 

Lo primero que hicimos fue acompañar a dos de las trabajadoras de la asociación en una de las salidas de campo. Se decidió optar por la comunidad de Santiago el Pinar. En esta ocasión la salida nada tenía que ver con el trabajo que ellas realizaban si no que era un encuentro para trabajar el empoderamiento femenino de las protagonistas. Ese tipo de reuniones estaban enfocadas a hablar de sus problemas domésticos, sus inquietudes, sus sentimientos... Para ellas era un espacio de encuentro íntimo donde poder expresarse y compartir.

Lo segundo fue realizar salidas a dos comunidades indígenas para impartir talleres de prevención e higiene buco-dental, las aldeas elegidas fueron Mitontic y de nuevo Santiago el Pinar.

 

Uno de los posibles problemas que pensamos, en un principio, podríamos encontrarnos en el desarrollo de nuestras actividades era el idioma. En todas las comunidades de la zona el uso del español es muy residual y se imponen masivamente las dos lenguas originarias de la zona: El Tzoltil y el tzeltal. Nada más lejos de la realidad, nuestras dos acompañantes, las cuales son originarias de esas poblaciones, nos hicieron de maravillosas traductoras y la comunicación fue fluida.

En los dos casos la experiencia fue todo un éxito. En la parte de las charlas odontológicas, sobra decir que la información sanitaria ofrecida en forma de consejos y formación resultó de gran importancia para ellas. La falta de hábitos de higiene combinado con una alimentación donde el consumo de azúcar es muy alto, causa estragos en la población. Dado que la economía en esos lugares es muy precaria, es muy raro que la gente disponga de cepillos dentales, y en caso de disponerlos lo comparten entre varios miembros del grupo familiar, y gracias en gran parte a las donaciones que recibimos y que agradecemos infinitamente, pudimos adquirir 70 cepillos de dientes que repartimos entre las mujeres que asistieron a las charlas. También para la asociación fue una gran ayuda económica que les pudiésemos programar la web, les habían llegado a presupuestar 20.000 dolares por el desarrollo de la plataforma y obviamente era un ahorro más que considerable para los escasos recursos de que disponían.

Retorno

Sin duda una de las mejores experiencias que tuvimos en nuestro proyecto. Entrar en contacto con las comunidades fue maravilloso y muy enriquecedor para nosotros. Una de las cosas que más nos impactó fue ver como las mujeres, en entornos socio-económicos tan precarios y complejos, se estaban empezando a organizar para empoderarse y hacerse fuertes como colectivo. Descubrir que el feminismo también estaba llegando a estas sociedades aisladas nos llenó de alegría. El intercambio cultural que experimentamos en las reuniones derivado de conversaciones, intercambio de preguntas en ambos sentidos sobre como es la vida en nuestros lugares de procedencia, etc fue precioso tanto para ellas como para nosotros. Igualmente conocer desde dentro la increíble labor que lleva a cabo NGO Impacto nos dejó impresionados. Todo el amor, cariño y pasión que ponen las trabajadoras de la asociación, como también la dirección, generó en nosotros una gran esperanza con respecto a las iniciativas privadas que se desarrollan fuera del capitalismo clásico imperante en el mundo.

Sobre las donaciones.

Todos los fondos recibidos se usarán única y exclusivamente para el desarrollo y participación en proyectos solidarios y acciones de cooperación.

No precisamos gastos de alojamiento, dado que dormimos en nuestro vehículo, así como tampoco gastos de alimentación pues forma parte del intercambio de nuestras acciones.

Ayúdanos a ayudar Dona ahora

Suscríbete.

Déjanos tu correo y te enviaremos puntualmente todos los contenidos que vayamos generando durante nuestra ruta

Dona ahora

¡Gracias por ayudarnos!

Cantidad

Dona ahora

¡Gracias por ayudarnos!

Cantidad