Rodri llego a San Pancho siguiendo a Lorena, su pareja, ella era maestra de escuela y le habían otorgado una plaza en la localidad de manera que los dos se mudaron al pueblo. Los dos se habían convertido al vegetarianismo y descubrieron que no había ningún restaurante en todo San Pancho al que pudiesen ir a comer.

No sólo se trataba de que en el restaurante se ofreciese cocina vegetariana, también era imprescindible que fuese ecológicamente sustentable. De ahí surgió la idea de abrir Burrito Piñata en San Pancho, pero tampoco bastaba con que se cumpliesen esos dos requisitos, además el restaurante tenía que ser libre de precios y libre de etiquetas, donde todas y todos pudiesen recibir alimentos sanos y nutritivos. Rodri no quiso conformarse con que su proyecto gastronómico se quedase tan sólo en San Pancho, al fin y al cabo la pequeña localidad costera no dejaba de ser un lugar más o menos agraciado, en términos relativos, comparado con las grandes urbes donde la pobreza y el hambre, desgraciadamente, intensifican mucho más sus devastadores efectos. Él había nacido y crecido en Tepic, capital del estado de Nayarit; y aunque no era una de las urbes más grandes de la republica sí que se podía considerar como una gran ciudad, bastante poblada y con unos índices de indigencia, pobreza y marginalidad considerables. Así que expandió su proyecto a la capital, se ofrecían comidas diarias a cualquier persona sin preciosa establecidos, cada uno podía pagar según su compromiso ético y social, de tal manera que el que más tenía daba un poco más que el que menos y el que no tenía nada también podía comer sin nada dar. Pusieron en marcha algunas iniciativas como "la comida extra" para que el que quisiera pudiese regalar una comida a cualquier persona que acudiese al comedor sin dinero.

Durante los primero años la cosa funcionó aceptablemente bien, el objetivo de la "empresa" nunca fue la de ganar dinero, si no el de ser sostenible para poder seguir ofreciendo sus servicios pero, como suele pasar, detrás de buenas ideas siempre hay gente dispuesta a aprovecharse. Empezó a suceder que los que los comensales más agraciados económicamente acudían al comedor sin apenas aportar nada y con actitudes desagradables, se acabó dando la paradoja de que los más humildes eran los que más aportaban y los que menos acudían, por lo que al final tuvieron que cerrar el local quedándose activa exclusivamente la sucursal de San Pancho.

Actualmente Rodri sigue enfocado en conseguir que su cocina solidaría en la costa de Nayarit sea económicamente viable bajo los principios ideológicos en los que ha sido ideada, está ubicada dentro del centro comunitario Entre Amigos, si pasas por San Pancho no dudes en pasar a degustar uno de los deliciosos platos que ahí se preparan.   

Sobre las donaciones.

Todos los fondos recibidos se usarán única y exclusivamente para el desarrollo y participación en proyectos solidarios y acciones de cooperación.

No precisamos gastos de alojamiento, dado que dormimos en nuestro vehículo, así como tampoco gastos de alimentación pues forma parte del intercambio de nuestras acciones.

Ayúdanos a ayudar Dona ahora

Suscríbete.

Déjanos tu correo y te enviaremos puntualmente todos los contenidos que vayamos generando durante nuestra ruta

Dona ahora

¡Gracias por ayudarnos!

Cantidad

Dona ahora

¡Gracias por ayudarnos!

Cantidad