Una de las cosas lindas de este proyecto es poder tener padrinos en dos países diferentes; y además bien desiguales. Querétaro se había convertido, por acuerdo mutuo, en la ciudad elegida para un momento clave en nuestro viaje. Después de tres meses varados en la costa de Nayartit, había llegado el momento de partir. Como primer objetivo primordial a cumplir se presentó de manera destacada el acondicionamiento de nuestra humilde casita metálica con ruedas.

Los primeros meses de viaje habían sido como todos los primeros meses de algo emocionante que se emprende en la vida, pero de entre todas las lecciones que habíamos aprendido en esos días de rodaje, había una que no paraba de salir a relucir: Necesitábamos hacer algunos acondicionamientos claves a la Califata.

Llegamos a Santigao de Querétaro una soleada, calurosa y seca tarde propia del clima local en esas fechas y nos sorprendió su belleza. Era una ciudad ni demasiado grande ni demasiado pequeña, con un centro histórico increíblemente bien conservado y enseguida tuvimos la sensación de haber acertado de pleno en nuestra elección.

Al día siguiente nos pusimos manos a la obra, había que encontrar un lugar de confianza donde poder llevar a buen puerto la larga lista de tareas que pretendíamos hacer, todas variadas y de diferente índole. La suerte, otra vez, se puso de nuestro lado y tras tocar a la puerta de diferentes establecimientos mecánicos cerca del centro de la ciudad, dimos con el Garaje 111 (mención facebook).

El taller estaba regentado por Elias y Omar, socios y genios del arte de la mecánica y ellos fueron quienes nos ayudaron a terminar de adaptar nuestra querida Califata. Omar nos ofreció su taller e incluso su propia casa para poder bañarnos y dormir mientras trabajábamos con la camioneta. Elías se dedicó una semana entera a ayudarnos con nuestras tareas, a saber: instalar los paneles solares, construir con pallets recuperados los muebles interiores de la van, colocarnos el tanque de agua, la base de madera para el baúl y como no, cientos de consejos sobre qué comprar y dónde hacerlo.

Parecía que nos conocíamos de siempre, se creó una sinergia muy bonita entre nosotros y todo fluyó muy positivamente para llegar a nuestros objetivos. Además nos recomendaron a mecánicos de confianza para cuestiones que los superaban - no por conocimientos sino por tiempo - fueron para nosotros unos amigos imprescindibles. Elías es laminero de oficio, pero sabía de todo. Nos tocó festejar su cumpleaños número cuarenta, lo cual fue un gran honor para nosotros y ¿qué creen? trabajó para nosotros todo el día, como si de un martes cualquiera se tratase, no nos lo podíamos creer.

Todo esto lo hicieron sin pedirnos ni un peso a cambio. Por nuestro lado nos ofrecimos a comprar comida y bebida durante el tiempo que estuvimos "ocupando" el taller y también a curar su perrito, Max.

En uno de los últimos días Elías nos mandó a visitar a Pablo, otro amigo Querétaro que nos reviso toda a mecánica de la Califata en su taller horsch auto service (mención taller). Al enterarse de nuestro proyecto no dudo en ofrecernos gratis sus servicios e incluso regalarnos el cambio de filtro de gasolina, agradecidos por siempre con el y su equipo. Siguiendo con los agradecimientos no queríamos olvidarnos de Gerardo Paulín, vecino del taller que nos ofreció su casa para bañarnos - cosa siempre difícil de conseguir en el camino -. De esta forma tratamos de devolver la gran ayuda que nos dieron, no hay que olvidar que nos conocimos caminando, entrando a su negocio sin saber nada de ellos previamente y viceversa. Un hermoso encuentro de almas que quieren ayudar. Al día de hoy siguen aconsejándonos en todo lo que pueden, como nuestros padrinos mexicanos que son, fieles seguidores de nuestras andanzas ruteras.

 

Sobre las donaciones.

Todos los fondos recibidos se usarán única y exclusivamente para el desarrollo y participación en proyectos solidarios y acciones de cooperación.

No precisamos gastos de alojamiento, dado que dormimos en nuestro vehículo, así como tampoco gastos de alimentación pues forma parte del intercambio de nuestras acciones.

Ayúdanos a ayudar Dona ahora

Suscríbete.

Déjanos tu correo y te enviaremos puntualmente todos los contenidos que vayamos generando durante nuestra ruta

Dona ahora

¡Gracias por ayudarnos!

Cantidad

Dona ahora

¡Gracias por ayudarnos!

Cantidad